Las empresas pasan apuros por la escasez de ejecutivos en América Latina

La escasez de gerentes se ha convertido en un obstáculo considerable para las empresas que están intentando ingresar o expandirse en los países latinoamericanos de rápido crecimiento, aseguran los cazatalentos y reclutadores de distintas industrias.

El fortalecimiento de las monedas locales y un boom económico están atrayendo a ejecutivos a trabajar a la región, pero la cantidad es demasiado pequeña para calmar la creciente demanda de gerentes en varios países desde México a Argentina.

Algunas compañías han tenido que postergar proyectos, incrementar las inversiones en los programas de capacitación interna y gastar más en salarios y remuneración para retener a los empleados, de acuerdo con responsables de recursos humanos.

Luciano Siani, jefe de recursos humanos globales de Vale SA de Brasil, una de las mayores mineras del mundo, dijo que con la apreciación del real brasileño, se ha vuelto más asequible ofrecer un salario de entre US$100.000 y US$120.000 que, dice, es atractivo para los profesionales que acaban de graduarse de una maestría de administración de empresas (MBA) de las mejores escuelas de negocios.

Sin embargo, "hay una falta de disposición por parte de los directores de proyectos de mayor rango" de adaptarse a los planes de expansión de la compañía, señaló el ejecutivo. Como consecuencia, empresas como Vale se han visto forzadas a ascender a ejecutivos más jóvenes a ese tipo de posiciones. "Para dirigir un proyecto de US$3.000 millones, uno busca ejecutivos de entre 40 y 45 años que ya hayan liderado dos o tres proyectos importantes", explicó. Pero últimamente Vale ha estado ascendiendo a los ejecutivos de treinta y tantos y está intensificando la capacitación interna para que puedan ser seleccionados antes para una posición superior.

Vale, que registró ganancias de US$17.260 millones en 2010, invertirá alrededor de US$100 millones este año en sus programas de capacitación global, entre 30% y 50% más que el año pasado, dijo Siani.

En general, dice John Byrne, director en la filial de Chile de la firma cazatalentos Boyden Global Executive Search, un director de proyecto en el sector minero gana entre US$350.000 y US$400.000 al año en América Latina (antes de impuestos), en comparación con US$300.000 a US$350.000 hace un año. De su estimado, 30% está pagado en bonificaciones, sin incluir las opciones sobre acciones.

En el sector financiero, es difícil encontrar analistas y administradores de portafolio en Brasil, dijo Paulo Silvestri, socio de Rio Bravo Investimentos, una empresa de valores con sede en São Paulo y con inversiones en infraestructura, logística y otros sectores. A fines de febrero viajó a Nueva York para, entre otras cosas, reunirse con dos brasileños recién egresados de maestrías en escuelas estadounidenses que estaban considerando volver a su país de origen.

Lo habitual era que los profesionales latinoamericanos emprendieran una carrera internacional después de graduarse de una maestría en el extranjero, pero esta tendencia se ha revertido, dice Silvestri.

El real brasileño ha subido cerca de 25% frente al dólar en los últimos cuatro años, mientras que el peso chileno ha ganado 11%; el sol peruano, 18%, y el peso colombiano, 19%, señal de una tendencia que se propaga por América Latina.

Pero no todo el mundo se está quejando. El principal ejecutivo de recursos humanos de Citigroup Inc. para América Latina, José Martí, dijo en un email: "Citi no ha experimentado ninguna dificultad hasta ahora para cubrir sus posiciones de alto perfil en América Latina".

Fuente: WSJ Americas
Comentarios
Publicar un comentario