5 claves para contratar a los mejores candidatos en menos tiempo




El portal Inc ofrece algunos consejos para acelerar con éxito un proceso de selección.

Los reclutadores se pasan horas y horas viendo currículums y entrevistando y reentrevistando a candidatos, y tras hacer todas las comparaciones posibles entre los mejores, finalmente se deciden por uno. Pero oh, ha pasado tanto tiempo, que ese diamante en bruto ha fichado por otra compañía.

En momentos de crisis como el actual, hasta los mismos candidatos prefieren quedarse con una oferta que quizás no cumple todas sus expectativas pero si la mayoría, de lo que salen perjudicados así la empresa que lo pierda, la que lo gana y el mismo.

Además, se invierte demasiado dinero en los procesos de selección para permitir que acaben con ese sabor tan amargo. He aquí unos consejos del portal Inc para acelerar el proceso y evitar que se escape el candidato elegido.

1. Planea, pero sin exagerar.
El proceso de contratación debe ser exhaustivo, pero no infinito. Antes de empezar a entrevistar a los candidatos, haz ya una criba importante. Y aprovecha para entrevistar a un mismo candidato por distintas personas o perspectivas, y así tienes hecho todo el trabajo en una sola cita.

2. Elimina los pasos innecesarios.

Una entrevista telefónica inicial puede servirte si algún aspecto del currículum te parece cuestionable, o si el entrevistado. Si no, simplemente tráelo a la oficina, y saldréis ganando los dos.

3. Desgrana los resultados con rapidez.
Después de cada sesión de entrevistas, programa un meeting informativo entre todos los entrevistadores. Es muy importante retener la impresión que ha causado cada candidato y saber compartirlo, además de ver si entre la primera selección puede estar ya el candidato definitivo.

4. Mantén la tensión del proceso.
La contratación debería ser una de las principales prioridades de Recursos Humanos, y hay que sacar tiempo de donde sea para poder mantenerlo vigente. Un proceso de selección no debería demorarse más de dos o tres semanas, o pierde vigencia el trabajo realizado desde el principio.

5. Comunícate constantemente.
Alguien de la empresa debe mantener el flujo de comunicación con el candidato activo. Después de la sesión informativa entre entrevistadores, cada candidato debería tener un feedback y aunque no haya una decisión tomada, decirle si tiene posibilidades y en caso afirmativo, informarle de los siguientes pasos.

Un proceso de selección rápido, en el que la empresa se preocupa por el candidato, también deja una muy buena impresión en los mejores aspirantes, que además de tener menos tiempo para encontrar otra oferta, harán lo posible por mantener esta.
Comentarios
Publicar un comentario en la entrada