Como retener el talento

La rotación de personal es uno de los asuntos que más debe preocupar a todas las compañías, más allá del tamaño o sector al que pertenezcan. Hay que recordar que el mayor activo que tiene una organización son sus colaboradores. Ellos son el reflejo de una marca de cara a los clientes y los responsables de que un negocio marche hacia adelante.

Para todas las empresas el desafío mayor es mantener a los trabajadores, en especial a los más talentosos. Y por una razón muy simple: todos están en busca de los mejores. Sin importar la jerarquía del cargo, la retención de talento es aún más complicada cuando los empleados están poco motivados o no se consideran lo suficientemente valorados.
Por desgracia, los líderes de los negocios no tienen clara esta realidad hasta que es demasiado tarde. Aquí te damos algunos consejos para reclutar, motivar y retener al talento en una organización.


1. Crea beneficios no monetarios. En las pequeñas empresas el tema de sueldos tiene un peso muy importante. Las tendencias apuntan a que la mayor parte de los trabajadores deciden cambiar de empresa si el nuevo trabajo les ofrece un mejor sueldo, por mínimo que sea. Aunque muchas firmas no tienen la capacidad de incrementar los beneficios monetarios, pueden encontrar soluciones adicionales que se basan en mejorar las condiciones de vida de su capital humano.


2. Selecciona adecuadamente al personal clave. No puedes dar marcha atrás y hacer que los empleados que dejaron la compañía regresen. A partir de ahora, elige bien a tus colaboradores clave. No dejes de lado que no se trata de contratar para cubrir un puesto; sino de encontrar a los mejores. El primer punto para que las organizaciones cuenten con talento es la selección de personal. Observa las exigencias de tu empresa, define con exactitud las características de cada puesto y busca a la persona cuya experiencia, conocimientos y habilidades personales se adapten a esas labores. Desarrolla un plan de carrera serio para cada colaborador.

3. Cuida a tus empleados. Averigua constantemente las necesidades, intereses y preocupaciones del personal. Satisface sus requerimientos y preocúpate por escucharlos. De otra manera, la competencia lo hará por ti. No olvides que la insatisfacción de los empleados recae directamente en los resultados.

4. Crea un ambiente de trabajo favorable. Los empleados talentosos, especialmente los jóvenes, se preocupan mucho por incorporarse a un ambiente de trabajo que fomente su creatividad, crecimiento y desarrollo. Lo que aleja al talento en una organización son los esquemas de liderazgo inflexibles.

5. Fomenta la identificación de los empleados con tu empresa. Un empleado motivado es aquel que tiene una actitud positiva en su trabajo, está comprometido y se vincula con los objetivos de la compañía. Realiza acciones donde se difundan las metas de la organización e involucra directamente a todos los miembros de la firma. Comunica abiertamente tus intereses. Es importante desarrollar actividades que permitan mejorar la gestión del talento, no sólo en el marco del área de Recursos Humanos, sino a nivel de toda la organización.
Comentarios
Publicar un comentario en la entrada