Aprenda de la mafia

Louis Ferrante, ex miembro de la mafia estadounidense
Louis Ferrante, ex miembro de la mafia estadounidense, ofrece en este libro 88 lecciones de la Cosa Nostra que pueden aplicarse al mundo de los negocios, aunque sin necesidad de violencia.

En la famosa película “El Padrino”, Vito Corleone es la autoridad máxima en su hogar, pero también es un gran líder fuera de él. Y es precisamente ahí donde “el jefe” muestra el lado más humano de las mafias. Corleone no sólo es un padre amoroso, un esposo fiel y dedicado, sino que sobre todo un hombre de palabra, respetado hasta por sus rivales del crimen organizado.
Son estos valores: la lealtad y el respeto, los que hacen que actualmente sea más atrayente el mundo de las mafias. “Ser uno de los suyos”, pertenecer a la “borgata” o familia, como suele llamarse a este tipo de organizaciones, no deja a nadie indiferente.
Todo esto y más, es descrito, en el libro “Aprenda de la mafia”, de Louis Ferrante, ex miembro de la familia Gambino en Estados Unidos, que en 2003 abandonó la cárcel tras cumplir una condena de más de ocho años por distintos delitos.
Según la propia experiencia del autor, la mafia, a pesar de su merecida reputación de violencia, está integrada por miembros exitosos, empresarios sumamente astutos que han aportado una imagen poco común de visión para los negocios, e incluso una serie de sólidos valores, nacidos de sus orígenes.
El principal argumento de este libro se desarrolla en torno a este “sentido común” y la lealtad de la Cosa Nostra. “La mafia tiene un código ético, en el que siempre sabes a qué atenerte y donde la palabra es ley”, afirma Ferrante. De esta forma, y aunque resulte chocante en principio, el autor recalca que la mafia puede ser perfectamente un modelo de ética a seguir por el mundo corporativo.



Los paralelismos entre ambos mundos, el delictivo y la empresa, son habituales en las tres partes en las que está dividido el libro. La mafia hace negocios a diario. Lo que intentan los criminales siempre es generar mayores ingresos cada día, buscan oportunidades donde no las hay o no se vislumbran con facilidad. Además, en la mafia todo gira en torno a las ideas y entre todos se escuchan. “En la mafia siempre puedes llegar directamente al jefe, si tienes una buena idea”, enfatiza Ferrante.
A partir de las 308 páginas que en total tiene este libro, Ferrante muestra cómo el mundo “legal” y el del crimen organizado tienen más cosas en común de las que se suele pensar. En el organigrama de una familia del crimen, primero está el jefe o director ejecutivo. Por debajo de él están el segundo al mando (el jefe de operaciones) y un consejero (consejero general). Luego le siguen los capos (vicepresidentes) y los soldados (empleados de bajo nivel que cumplen órdenes de los jefes). Al igual que las corporaciones, los grupos criminales confían a menudo en asesores externos.
Para que el lector comprenda aún más lo que tienen en común la Cosa Nostra y las empresas, Ferrante enumera 88 lecciones, que van desde “hacer una oferta que no pueda rechazar” (una forma infalible para que le contraten) a “suelte la pistola, quédese con los cannoli” (tenga cuidado con la arrogancia). A partir de esto y el uso de citas de grandes personajes del ámbito delictual, político, social y económico, se construye un entretenido relato en el queda claro por qué las mafias siempre crecen, aunque existan crisis, y cómo se puede desarrollar una profesión o un negocio de la misma forma.
Finalmente, la principal conclusión del libro es que la riqueza sin sabiduría no de vale nada. “Se deben buscar verdaderas metas, tratar a las personas con dignidad y comprender hasta qué punto los competidores pueden rebajarse”, subraya Ferrante.

Fuente: America Economia
Comentarios
Publicar un comentario en la entrada